Síncope de hidrocución

RSC B+SAFE | Grupo ALMAS INDUSTRIES

cardioproteccion con desfibriladores. sindrome de hidrocución

Síncope de hidrocución

¿Conoces el síncope de hidrocución? Este se produce debido a los riesgos de bañarse en el agua fría con una temperatura corporal elevada y se manifiesta mediante malestar o desmayos. Es lo que popularmente conocemos como “corte de digestión” pero que en absoluto tiene que ver con el proceso digestivo-

Cuanto más diferencia haya entre la temperatura del agua y  la temperatura del cuerpo, más acusado será el síndrome desembocando en un shock termodiferencial. Una de las principales consecuencias del síncope es la disminución de la frecuencia cardiaca del corazón, junto a un estrechamiento de los vasos sanguíneos, lo que dificulta que el cerebro tenga un aporte de sangre y, por tanto, de oxígeno.

Los cambios de presión arterial y frecuencia cardiaca provoca palidez, escalofríos, visión nublada, mareos, vómitos, incluso puede llegar a la parada cardiaca.    

Meterse en el agua con una temperatura corporal elevada puede causar síncope de hidrocución

Cómo evitar el “corte de digestión”    

Las pautas más sencillas para evitar un síndrome de hidrocución es no zambullirse de golpe en el agua fría mientras se tenga la temperatura del cuerpo elevada. Para evitarlo, es conveniente mojarse progresivamente el cuerpo antes de sumergirse, si se nota algún mareo o malestar la persona podrá salir del agua cuanto antes. En el caso de encontrarse en la piscina, siempre se debe pasar por la ducha antes de meterse al agua para ir aclimatando el cuerpo.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es evitar el ejercicio físico intenso antes de meterse al agua, sobre todo si está a menos de 27 ºC, así como evitar las comidas copiosas requieren de un esfuerzo extra para digerirlas.

Además, es fundamental hidratarse con agua, comer ligero y vestir con tejidos frescos y transpirables para ir a la playa o la piscina. Además, hay que pensar en los más pequeños que pasan gran parte de su tiempo libre en espacios como piscinas, playas, pantanos, etc, deberían de conocer estos riesgos, además de las técnicas de RCP y uso del desfibrilador.

Desfibriladores en zonas de baño

Los desfibriladores en espacios como piscinas, playas y zonas de baño han permitido en muchas ocasiones salvar la vida de personas que han sufrido un síncope de hidrocución, un golpe de calor, etc, que ha podido derivar en una parada cardiorespiratoria.

Como hemos comentado, los cambios bruscos de temperatura, la temperatura excesiva del cuerpo o la falta de hidratación pueden desembocar en fallos cardiovasculares. La rápida asistencia con un desfibrilador semiautomático aumenta las posibilidades de salvar la vida de la víctima, como ha ocurrido en numerosas ocasiones.

En España está puesto en marcha el proyecto HI-POINT, unas instalaciones móviles ideadas como puntos de salud y ubicadas en las zonas de costa que además de medir el grado de radiación ultravioleta, están equipados con un desfibrilador DOC para atender cualquier paro cardíaco que se produzca alrededor.

sindrome de hidrocución. punto de salud hi sun con desfibrilador