Site Loader
primeros auxilios ahogamiento

61 personas ahogadas han fallecido en los primeros cuatro meses en España por ahogamiento en piscinas, playas o lugares recreativos. La última, una mujer que se encuentra en estado crítico tras ahogarse en la plata de El Rincón, en las Islas Canarias.

Junio ha sido el mes con mayor número de víctimas mortales por este motivo en lo que va de año donde se han registrado un total de 47 fallecimientos por ahogamiento en distintos espacios acuáticos de nuestro país. Según los datos recopilados en el Informe Nacional de Ahogamientos (INA) que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, la media de ahogados cada día del mes pasado fue de 1,56 personas. Un número alarmante que conviene revertir poniendo especial énfasis en las medidas de prevención y también en saber cómo actuar si nos encontramos con este tipo de emergencias.

¿Cuáles son las principales medidas de prevención?

  • La vigilancia es fundamental: no hay mejor garantía que observar y supervisar con nuestros propios ojos la seguridad de los más pequeños.
  •  Cada 10” y 20”: cada 10 segundos se tiene que echar un ojo al pequeño mientras permanecemos a una distancia tal que le permita llegar en 20 segundos.
  • Detectar riesgos: comprobar si existe algún modo de que el niño muy pequeño llegue a la piscina y de qué manera lo haría, para evitarlo.
  •  Aprendizaje: antes de que los pequeños sientan la curiosidad por lanzarse solos al agua, hay que enseñarles primero a flotar y luego a nadar. De este modo evitaremos situaciones de peligro.
  • Mantén el Orden: no dejes nada cerca de la orilla de la playa o piscina que pueda atraer la atención del pequeño. Puede sentirse atraído y abalanzarse sobre el agua.
  • Drenajes: mucho cuidado con los sistemas de drenaje de las piscinas, si están activados conviene esperar la hora del baño.
  • Seguridad: si todavía no tiene suficiente soltura a la hora de nadar, es conveniente que lleve algún tipo de elemento de seguridad como flotador, manguitos o similar.
  • Protección contra el sol: Si estamos expuestos al sol con altas temperaturas corremos el riesgo de sufrir una insolación. Además, si nos lanzamos al agua de manera repentina el contraste entre las temperaturas pueden provocar una parada cardíaca.
ahogamientos cifras 2019

¿Cómo practicar los primeros auxilios en caso de ahogamiento en el agua?

En primer lugar hay que sacar a la persona del agua, una vez alcancemos una superficie sólida (la orilla, una roca, una barca…) comprobaremos si la víctima respira y si está consciente. 

Si responde a nuestros los estímulos es fundamental hacerla toser, debe expulsar todo el agua, si no consigue toser hay que acostarla de lago, en posición de seguridad para facilitar la entrada de aire.

Sin embargo, si cuando sacamos a la víctima del agua no responde a nuestros estímulos, debemos practicar rápidamente la RCP: aplicar 30 compresiones en el tórax, con las manos entrelazadas, combinadas con dos insuflaciones (solo en caso de que conozcamos a la víctima). Continuar hasta la llegada de los servicios de emergencia.

En las zonas acuáticas, como playas o piscinas, es fundamental contar con la presencia de desfibriladores semiautomáticos. Un DESA aplicado en los primeros minutos después de producirse un ahogamiento puede marcar la diferencia entre salvarse o una vida.

¿Quieres aprender a practicar la RCP? Contaca con nosotros

https://www.proyectomasvida.com/privacy-policy/
Please follow and like us:
error

Post Author: P+V

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram