Site Loader

El crecimiento de la concienciación hacia la importancia de disponer de desfibriladores en espacios públicos lleva a que instituciones públicas y privadas se decidan a implementar políticas de cardioprotección y ayudar así al bienestar de miles de personas. Este concepto no solo implica disponer de desfibriladores, sino que engloba a todos los complementos que ayudan a cuidar del corazón de toda una sociedad.

De este modo, la comunidad de Aragón cuenta con un registro en el que se sigue la ubicación de los distintos dispositivos de este tipo, un total de 207, que se encuentran repartidos a lo largo de su territorio, desde los presentes en las capitales de provincia hasta los que cardioprotegen a los distintos municipios aragoneses. Este fichero engloba así los lugares donde hay desfibriladores y las personas capacitadas en RCP y el uso de estos sistemas, que ascienden a 2.367.

Los listados emitidos muestran las diferencias entre las provincias de Aragón, en las que se aprecia sensiblemente cómo la capital, Zaragoza, dispone de un número mucho más elevado de desfibriladores en comparación con Huesca o Teruel. En todas ellas se cumple el patrón de que son espacios por los que transitan muchas personas o con carácter deportivo, así como clínicas privadas u otra clase de establecimientos.

En Zaragoza son 100 los desfibriladores semiautomáticos que asisten a los zaragozanos tanto en la capital como en sus municipios, mientras que la formación alcanza a 1.782 personas. Por tanto, todos ellos sabrán qué hacer y cómo utilizar este equipo para revertir los efectos de un paro cardíaco en las proximidades además de alrededor de la entidad de la que forman parte.

La siguiente provincia con más desfibriladores es Teruel, que se encuentra cardioprotegida por un total de 55 desfibriladores y otras 248 personas capacitadas en RCP. Las miles de personas que residen en municipios más pequeños que la capital turulense también se ven beneficiados por estos dispositivos.

Los 52 desfibriladores de la provincia de Huesca completan los 207 presentes en la comunidad de Aragón. No obstante, a pesar de que cuenta con tres sistemas de cardioprotección menos que Teruel, esta región dispone de 337 personas formadas en Reanimación Cardio Pulmonar.

Estas cifras podrían aumentarse y llegar a un volumen más alto de personas en caso de que Aragón se incorporara a las comunidades que tienen una normativa que obliga a determinados espacios a instalar un desfibrilador. Es el caso de Cataluña, Canarias, Andalucía, País Vasco y recientemente Asturias, cinco Comunidades Autónomas punteras en España y en el compromiso hacia el corazón de sus habitantes.

Please follow and like us:
error

Post Author: P+V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram