Archives For beneficios

sonreir alarga la vida de tu corazón

Sonreír es gratis y síntoma de felicidad, pero ¿Conoces los beneficios aporta la sonrisa al estado de nuestro corazón?

Las personas que sonríen de manera asidua tienen menos riesgo de padecer un ataque al corazón, esto se debe a que al sonreír disminuye nuestra frecuencia cardíaca, los músculos se relajan y trabajan con menos esfuerzo. Además, la presión sanguínea se reduce y al mismo tiempo disminuye el estrés.

La sonrisa es salud

El acto de sonreír es involuntario en la mayoría de los casos, es un proceso que activa nuestro sistema respiratorio, neurológico y también cardiovascular; esto hace que actúe como vasodilatador y al mismo tiempo libere cortisol y serotonina produciendo efectos analgésicos y calmantes, por si estos no fueran motivos suficientes para sonreír, nuestra risa también ayuda aumentar el “colesterol bueno” que combate las células tumorales. Por el contrario, los estados de estrés alteran las paredes vasculares y favorecen los síntomas de arteriosclerosis.

Son numerosos los estudios que prueban la relación entre la sonrisa y el nuestro sistema cardiovascular, por ejemplo las personas que han sufrido un infarto de miocardio ríen hasta un 40% menos que las personas que no han sufrido ningún tipo de enfermedad cardiovascular.

Autoestima, felicidad y corazón

Sonreír, incluso en situaciones de estrés o en las que quizás no te sientas bien, produce un efecto biológico que impulsa a ver las cosas desde un punto de vista positivo y productivo hacia uno mismo. Por lo tanto, para tener una buena salud del corazón hay que mantener buenos hábitos y el buen humor es fundamental.

hiking-1385937_1920

Caminar es una de las actividades más recomendadas para aquellos que padecen enfermedades cardiovasculares. El senderismo es una actividad física para todas las edades, no requiere de esfuerzos bruscos y da fuerza al corazón.

Según indicaciones de la Fundación Española del Corazón (FEC), el senderismo es una actividad que se incorpora en los programas de rehabilitación cardíaca para mejorar la salud y reducir riesgos. Poco a poco mejora la fortaleza del corazón y su resistencia ante esfuerzos, lo que proporciona también mejor oxigenación y transporte de nutrientes.

Un ruta de senderismo se puede recorrer por diferentes lugares campestres, disfrutando de la naturaleza y el aire puro. Estos aspectos también serán positivos para nuestra salud mental disminuyendo el estrés.

Antes de comenzar la FEC recomienda realizar entre 10 – 20 minutos de ejercicios de estiramiento y fuerza muscular y una vez que comenzamos aumentar progresivamente el ritmo. De esta forma vamos acostumbrando al corazón sin forzarlo bruscamente.

Por otro lado no hay que olvidar tomar ciertas precauciones: llevar siempre ropa cómoda y ligera (calzado y textil), protegernos del sol con crema y protectores labiales, caminar junto a más personas, evitar largos recorridos tras comer, si tenemos patologías cardiovasculares realizar un examen médico y por último y muy importante, cuando nos encontremos mal con síntomas de náuseas o mareos hay que parar y acudir al médico.

Os animamos a sacar una hora de vuestro tiempo y realizar una ruta de senderismo, afortunadamente en España tenemos lugares asombrosos para recorrer y disfrutar, y recuerda, si es en compañía ¡mucho mejor!

“Todos los pensamientos verdaderamente grandes se conciben mientras caminamos” Fiedrich Nietzsche

woman-Proyecto+Vida

La siesta, esa costumbre española que ha llegado hasta el extranjero, puede hacer que nuestro corazón goce de una mejor salud, gracias a sus efectos relajantes sobre el organismo.

Queda demostrado que dormir 7 horas diarias puede hacer que disminuya hasta un 65% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, y reducir hasta un 83% las posibilidades de morir a causa de esta enfermedad, según datos del European Journal of Preventive Cardiology. El estudio revela que aquellas personas que duermen pocas horas tienen una mayor incidencia a padecer sobrepeso, hipertensión, obesidad, colesterol y trigilicéridos altos.

Cuando dormimos lo suficiente el cuerpo se relaja y provoca que la presión arterial disminuya, pero no sólo basta con dormir lo suficiente, tiene que estar unido a una rutina de hábitos cardiosaludables: una buena alimentación, practicar ejercicio, no fumar, evitar el alcohol…

La Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda echar una siesta de entre 20-30 minutos después de comer. Además de favorecer la digestión conseguiremos bajar la presión arterial y con ello reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Para conseguir un sueño de calidad es bueno tomar nota de los consejos que nos dan, como evitar el consumo de bebidas y productos estimulantes por las tardes, evitar la ingesta de alcohol antes de ir a dormir, evitar cenas abundantes, practicar deporte durante el día y mantener una rutina de horarios fija.

Toma nota de estos consejos ¡y a dormir! Tu corazón lo agradecerá 🙂