Site Loader

La instalación de tres DOC® da cobertura a los 17 millones de visitantes que recibe cada año en el muelle de pescadores, la Rambla de Mar y la zona de Maremagnun.

Port Vell, espacio que ocupa la parte más antigua del Port de Barcelona, ha depositado su confianza en la empresa B+Safe para cardioproteger con las máximas garantías sus instalaciones que reciben cada año más de 16 millones de visitantes, además de los 300 marineros enrolados en la flota pesquera y 100 trabajadores que de uno u otro modo, frecuentan la zona.

La iniciativa ha consistido en la instalación de tres DOC®  (Desfibrilador Operacional Conectado) que dan protección a la zona pública del Port, Port Vell, incluyendo en la misma al reciento pesquero, Los DOC® están situados en el Muelle de Pescadores, la Rambla de Mar y la zona del Maremagnum.

Igualmente se han formado dos grupos de personas, uno de ellos en el Muelle de Pescadores y el otro en la zona pública del Port Vell que han realizado el curso de resucitación cardiopulmonar, soporte vital básico y uso del DOC® que B+Safe proporciona con la adquisición de sus desfibriladores.

Todos ellos están perfectamente preparados para actuar con éxito en caso de emergencia cardiaca, con la tranquilidad añadida de que en el momento en que el usuario toca el DOC®, entra en contacto telefónico con el personal de emergencia que le tranquiliza y le indica los pasos a seguir y cómo actuar de manera correcta.

Con esta iniciativa el Port Vell, la marca comercial de Port 2000, empresa que gestiona el espacio público del Port de Barcelona, da un paso más en su reconocimiento como espacio emblemático y de referencia para barceloneses y turistas, aportando un gran valor diferencial. Integrado a la perfección en la vida urbana de la ciudad,  el Port Vell dispone de una amplia de oferta de ocio que incluye deporte, compras, gastronomía, visita de museos y exposiciones o la posibilidad de alojarse en hoteles al lado del mar. A partir de ahora es también un espacio cardioprotegido conectado que vela por la salud de sus visitantes y trabajadores.

Hay que tener en cuenta que en España fallecen cada día en torno a 100 personas por parada cardiaca, lo que constituye el principal problema de salud pública, evitable en muchos de los casos por medio del masaje cardiaco y el uso del desfibrilador.

Según Nuño Azcona, Director General de B+Safe,  “es fundamental disponer de estos equipos en lugares con gran afluencia de público porque supone la posibilidad de salvar una vida o no. Se trata de espacios donde incorporan numerosos dispositivos para aumentar nuestra seguridad en distintos ámbitos y los equipos de cardioprotección se deben considerar requerimientos prioritarios.  Aunque en España está aumentando de manera importante el interés por incorporar la cardioprotección a estos entornos, todavía queda mucho recorrido para alcanzar los niveles europeos.”.

La iniciativa que ha llevado a cabo Port Vell de la mano de B+Safe,  refuerza la posición de liderazgo de Catalunya en materia de cardioprotección de espacios públicos y privados y marca una tendencia de futuro que permitirá salvar muchas vidas puesto que, en caso de parada cardiaca hay un máximo de 5 minutos para conseguir reanimar a la persona afectada.

Catalunya, con el País Vasco y Andalucía lidera el uso de desfibriladores en espacios públicos y empresas, según B+Safe.

Please follow and like us:
error

Post Author: P+V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram