El Maratón Alpino Madrileño quiere conseguir un desfibrilador para la Sierra de Guadarrama

RSC B+SAFE | Grupo ALMAS INDUSTRIES

Maraton Alpino Madrileño

El Maratón Alpino Madrileño quiere conseguir un desfibrilador para la Sierra de Guadarrama

Por segundo año consecutivo, Proyecto+Vida se une al Reto del Maratón Alpino Madrileño 2020 colaborando para conseguir que el Centro de Visitantes del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama del puerto de Cotos tenga un desfibrilador y así poder cardioproteger una de las zonas más visitadas de la sierra de Guadarrama.

En la pasada edición, la organización del evento deportivo lanzó la iniciativa entre sus participantes con el objetivo de recaudar fondos para instalar un desfibrilador en el Parque Nacional, proyecto que continua en esta nueva edición. El Maratón Alpino Madrileño es el maratón de montaña más veterano de nuestro país, que junto al Cross Alpino del Telégrafo iba a celebrar su 25ª edición los días 3 y 4 de julio en el corazón de la sierra de Guadarrama. 

En esta edición los corredores podrán volver a cruzar el arco de meta, después de que el año pasado la carrera se celebrara de manera virtual sin un recorrido específico a causa de la pandemia de covid-19. Esta carrera siempre ha destacado por ser pionera, en acciones como instaurar la figura del Corredor-Escoba cerrando carrera en 1998 o las primeras carreras de montaña con corredores con discapacidad visual ya en el año 2004.

No solo es una carrera popular

En este sentido la organización en la pasada edición decidió dar un paso más allá y  sumarse a la cardioprotección de los visitantes del Parque Nacional y ha propuesto por segundo año consecutivo a los participantes del Reto MAM 2021 contribuir con parte de su inscripción a la instalación de un desfibrilador en el Centro de Visitantes que el Parque tiene en el puerto de Cotos, lugar de visita de muchos turistas y aficionados, y acceso a la cumbre más alta de la sierra, Peñalara (2.430 m), y sus famosas lagunas glaciares. Para ello ALMAS INDUSTRIES B+SAFE, a través de RSC Proyecto+Vida, colaboraremos para que esta iniciativa se lleve a cabo.

Un desfibrilador semi automático (DESA) corrige el ritmo del corazón, realizando un electrocardiograma que analiza para valorar si es necesario proporcionar una descarga para reactivar el corazón. En combinación con la RCP (Reanimación Cardio Pulmonar), un desfibrilador ofrece la mejor oportunidad, y muchas veces la única, de supervivencia para ayudar a una persona víctima de un paro cardíaco. A través obtenida por los corredores y la colaboración de B+SAFE se podrán salvar vidas en este núcleo del Parque Nacional, alejado de cualquier población y dónde el hospital médico más cercano se encuentra a 28 km de carretera y lejos de cualquier servicio de emergencia.