Site Loader

El teletrabajo tiene sus primeros antecedentes en los años 70 y con rapidez se vio con una posible solución a problemas de conciliación para las personas, de las propias organizaciones y sociales en general.

Todas las ventajas del teletrabajo pueden convertirse en problemas,  si no se realiza una implantación con garantías de salud y seguridad laboral. 

Desde que comenzó la pandemia el teletrabajo se ha convertido en el gran protagonista. Con España a la cola de la implantación de este modelo productivo, el teletrabajo llegó a las empresas en un proceso rápido y desorganizado. Debido a la falta de experiencia teletrabajando, muchas personas no han sabido gestionar adecuadamente la situación.

De este modo, si el teletrabajo se prolonga en el tiempo y se integra en las organizaciones como algo habitual, se pueden acabar desarrollando problemas para la salud física y mental. 

A continuación proponemos 6 consejos para que puedas implantar el teletrabajo de manera saludable:

estiramientos durante el teletrabajo

Cuida tus músculos y articulaciones.

El teletrabajo no es apto para todas las profesiones, aquellas más susceptibles de poder implantarlo son las relacionadas con el sector servicios como administración, contabilidad, gestión de recursos, programación, etc. Con estos perfiles pasamos más de ocho horas delante de pantallas – al movernos menos estamos más tiempo delante de televisores, ordenadores, tablets y móviles- derivando una mala postura corporal.

En primer lugar, la postura correcta que debemos adoptar se caracteriza por tener los pies alineados con el cuerpo y apoyados en el suelo, con la espalda recta (en un ángulo de 90 grados) asegurándonos de que la silla recoge los riñones. 

Cuida tu vista

Por lo que respecta al cuidado de la vista, hay que controlar la resolución y el brillo de las pantallas para no sobreexponer los ojos a mucha luz o forzarlos demasiado porque no tienen suficiente luz.

Además, debemos hacer pausas como mirar por la ventana o al infinito cada 15 minutos, o siempre que sea posible dejar el ordenador durante 15 minutos cada 2h. En caso de que sintamos dolor en los ojos, podemos aplicarles calor con las manos, sin llegar a frotar para aliviarlos.

Practica ejercicio al final de la jornada

El teletrabajo provoca que estemos mucho más tiempo en casa y por lo tanto reduzcamos nuestra movilidad y actividad física, lo que deriva en un riesgo en padecer enfermedades relacionadas con el sedentarismo.

Los expertos aconsejan hacer 1 hora de ejercicio al día entre semana y, el fin de semana entre 2 y 3 horas. No tiene porqué ser una actividad intensa , caminar o hacer subirse a la bicicleta son opciones para evitar grandes esfuerzos. 

Otra de las acciones que nos puede ayudar es hacer descansos activos mientras teletrabajamos: hacer estiramientos, hacer tareas del hogar, moverse por la casa, etc.

Post Author: P+V

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram