Site Loader

La cardioprotección forma parte del compromiso de múltiples entidades tanto públicas como privadas en busca de certificar que el corazón de miles de personas se encuentra adecuadamente cuidado a través de los mejores y más novedosos dispositivos tecnológicos y la propia capacidad de las personas para reaccionar ante paros cardíacos en sus proximidades.

La Fundación Caja de Ávila se ha sumado a esta creciente tendencia de la mano de B+Safe, que cede un dispositivo del Desfibrilador Operacional Conectado (DOC), de cuya patente es poseedora, para las distintas acciones de esta fundación abulense. La acción se enmarca en el Proyecto+Vida de B+Safe, un espacio de responsabilidad social que busca concienciar acerca de la importancia de disponer de cardioprotección y formación para revertir los efectos de los paros cardíacos.

Durante este verano, los campamentos que Caja de Ávila gestiona en la Finca Venero Claro permitirán que la gran cantidad de niños, monitores y trabajadores, así como las personas de sus proximidades, tengan un desfibrilador inteligente a su disposición en caso de sufrir una parada cardíaca. Una vez finalicen estos campamentos, el DOC cardioprotegerá las instalaciones del Palacio de Los Serrano, uno de los edificios monumentales más reconocibles de esta ciudad castellana y leonesa, por la cual pasa un número elevado de visitantes mes a mes, así como las personas que trabajan en este espacio, dependiente también de esta Fundación.

IMG_2178

La importante apuesta por la cardioprotección realizada muestra el compromiso de Fundación Caja de Ávila hacia la ciudadanía, puesto que colabora con más de 31 asociaciones de forma directa e indirecta, así como toda clase de talleres o cursos por los que anualmente trascurren unos 1.200 alumnos, mientras que las instalaciones de esta entidad acogen al año más de 60.000 visitantes. De ellos, un importante volumen se corresponde con extranjeros, europeos en cuyos países es mucho más frecuente la presencia de desfibriladores, de ahí que contar con estos sistemas de seguridad cardíaca conlleve un valor añadido para miles de personas.

Para Nuño Azcona, Director General de B+Safe, esta clase de iniciativas significan que la apuesta por la cardioprotección es un movimiento en crecimiento, un factor que puede beneficiar al corazón de miles de personas: “nuestra colaboración desde Proyecto+Vida con instituciones sociales y culturales, especialmente si hay niños implicados, busca concienciar sobre lo esencial que es disponer de desfibriladores en espacios públicos con gran influencia de personas”. A su vez, entiende que disponer de estos dispositivos “es un valor añadido para la seguridad de las personas y la percepción de mayor calidad de la oferta cultural y turística”.

Please follow and like us:
error

Post Author: P+V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram