Archives For playas

Socorrismo_seguridad_Proyecto+Vida

Los fallecimientos por ahogamiento en España dejan una cifra preocupante a fecha actual: de enero a julio de 2016 ya son 264 los ahogados en entornos acuáticos, especialmente en playas.

La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS) muestra estos datos a través del Informe Nacional de Ahogamientos, un informe que registra las cifras de personas ahogadas desde comienzos de año hasta el 31 de julio de este año, en el que se han registrado 264.

Las playas son las zonas que más peligro demuestran, con un total de 135 fallecidos, seguidos de otras zonas de baño como pueden ser puertos, pozos, canales, estanques… con 58 fallecidos, los ríos con 54 y las piscinas, con 17.

Datos: Informe Nacional de Ahogamientos de la RFESS

Datos: Informe Nacional de Ahogamientos de la RFESS

De esta cifra cabe destacar que el 88,2% de los fallecimientos se produjeron en zonas sin servicios de vigilancia y socorrismo, de ahí que la menor incidencia de muertes se produzca en piscinas, zonas que cuentan con mayor seguridad y personal.

Los datos muestran la necesidad de mejorar las zonas de baño y proveerlas de sistemas de seguridad, así como promover hábitos y consejos para un baño sin incidentes graves. Para ello, la RFESS está realizando la campaña #Stopahogados en las redes sociales, mostrando pautas a seguir tanto para niños como adultos.

Salvavidas_desfibriladores_playas

Comienza la temporada de verano y muchas playas ya cuentan con amplios dispositivos de seguridad y prevención, entre los que se incluyen desfibriladores en puestos de vigilancia y patrullas policiales.

En verano la atención de emergencias en las playas aumenta. El turismo español de la temporada de verano se centra especialmente en las costas, donde se adquiere mayor densidad de personas y donde la vigilancia se duplica para prevenir accidentes. Entre las causas más comunes de fallecimientos en las playas podemos encontrar diferentes motivos como ahogamientos, ataques al corazón, cortes de digestión, bañarse en zonas inapropiadas, golpes de calor…

Los desfibriladores móviles son una opción eficaz a la hora de tratar paradas cardíacas en las playas. Suelen estar situados en los puestos de socorrismo, patrullas en moto o coche, e incluso en chiringuitos, junto a personal formado en técnicas de RCP y uso del DESA.

No hay que olvidar que la prevención es esencial para salvar vidas, y en playas y piscinas es fundamental no perder de vista a los menores y seguir las pautas de los especialistas y vigilantes.

¿Qué hacer ante una parada cardíaca?

Si una persona sufre una parada cardíaca en la playa, lo primero de todo es asegurar a la víctima y solicitar ayuda, llamar a los socorristas y al 112 y si hay un desfibrilador en la zona acudir de inmediato a por él. Abrimos la vía aérea de la víctima, si respira colocamos en posición lateral de seguridad.

En caso de que continúe sin respiración y sin responder a estímulos, hay que realizar las maniobras de RCP (30 compresiones, dos respiraciones) y aplicar el desfibrilador. El propio aparato nos dirá lo que se debe hacer y analizará si es necesaria o no la descarga. Por último, hay que esperar a la llegada de los servicios de emergencia, que evaluarán a la víctima y la trasladarán al hospital más cercano.

Lo más importante que debemos saber es que ante una parada cardíaca los minutos son fundamentales. Disponemos de máximo 5 para actuar, ya que por cada minuto que pasa disminuyen las posibilidades de supervivencia.