Archives For DESA

Roll-up patinadores

Una de las principales consignas de Proyecto+Vida es el cuidado del corazón y la cardioprotección en el ámbito deportivo, puesto que el deporte es un elemento clave para la salud cardíaca. A través de la cesión de desfibriladores a estos eventos se consigue reforzar la atención sanitaria no solo de los deportistas, sino también del público y de las personas de las proximidades. Continue Reading…

Torres Madrid/ Fotografía: Caridad de Ugarte

Torres Madrid/ Fotografía: Caridad de Ugarte

En España sólo 4 Comunidades Autónomas regulan la obligatoriedad de instalación de desfibriladores en determinados lugares, y tras la demanda de la sociedad al respecto, cada son más las que abogan por crear una normativa. La última en hacerlo es la Comunidad de Madrid, que impulsará el proyecto ‘Madrid Comunidad Cardioprotegida’.

Los fallecimientos por enfermedades cardiovasculares son la primera causa de fallecimiento en nuestro país, por encima de los accidentes de tráfico. Según datos de la Fundación Española del Corazón (FEC), cada año fallecen 117.000 personas por esta causa, entre ellas cerca de 30.000 por parada cardíaca.

Ante estos datos, la necesidad de prevención y difusión de conocimiento en técnicas de reanimación resulta crucial. Ante una parada cardíaca tan sólo disponemos de máximo 5 minutos para actuar, y si tenemos un desfibrilador cercano para atender a la víctima, las posibilidades de supervivencia aumentan hasta un 90% si se aplica en los primeros minutos.

DESA_desfibrilador_señalLa iniciativa de cardioprotección de muchas ciudades supone la posibilidad de salvar numerosas vidas, por ello la Comunidad de Madrid ha optado por elaborar el proyecto ‘Madrid Comunidad Cardioprotegida’, bajo el cual se creará una norma que regule la instalación y uso de los desfibriladores, además de la obligatoriedad de de instalación en lugares de gran tránsito de personas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, anunció ésta medida junto a otras de ámbito sanitario con las que asegura que se salvarán vidas y se dará respuesta a las nuevas necesidades de los madrileños.

Os recordamos que las normativas que obligan a la instalación de estos dispositivos exigen su correcto funcionamiento y mantenimiento, así como la formación de personal para su uso. Muchas personas también deciden formarse de forma voluntaria para saber actuar ante una situación de emergencia cardíaca, conociendo las técnicas de Reanimación Cardiopulmonar y Soporte Vital Básico (RCP/SVB) y uso del Desfibrilador Externo Semiautomático (DESA).

Centro Comercial_Cardioprotección_Proyecto+Vida

¿Por qué es importante la cardioprotección en Centros Comerciales y supermercados?

Estos lugares reúnen diariamente a miles de personas, ya sea porque van a hacer la compra, por motivos de ocio o por trabajo. Un estudio reciente realizado por la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC), bajo el nombre de ‘El sector de los Centros Comerciales 2015’, estima que en el pasado año se registraron 1.907 millones de visitas a los centros, a lo que se suman las cifras de empleo con 329.000 empleados.

En España, muchos supermercados y centros ya cuentan con cardioprotección, esto supone que tienen instalados desfibriladores en diferentes zonas accesibles, garantizando su funcionamiento y con personal formado en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y uso del DESA (Desfibrilador Semi-Automático).

Con estos dispositivos se proporciona a los visitantes y empleados un valor añadido, un entorno preparado para actuar de forma rápida ante una posible parada cardíaca. Cuando una persona se desvanece por un paro cardíaco, la actuación debe ser rápida para salvar la vida de la persona y evitar graves secuelas.

Un ejemplo de ello lo tenemos con la rápida intervención de los trabajadores de un Alcampo de Utrillas, en Zaragoza. El pasado jueves 9 de junio una clienta que estaba haciendo la compra comenzó a encontrarse indispuesta, y gracias al protocolo de actuación del personal de seguridad y los empleados, consiguieron reanimar a la mujer.

No dudaron ni un minuto, cogieron el desfibrilador instalado en el centro y lo llevaron al lugar donde se encontraba la mujer. Cuando comprobaron que se trataba de una parada cardiorrespiratoria, comenzaron a realizar las técnicas de RCP y colocaron los parches del DESA, hasta que la mujer recuperó el ritmo cardíaco.

En España se producen anualmente unos 30.000 fallecimientos por parada cardíaca, cifras que tal y como indican los expertos pueden disminuir con la instalación de desfibriladores en espacios públicos y de gran afluencia de personas.

¡Cada minuto cuenta para salvar una vida!