Archives For beneficios

hiking-1385937_1920

Caminar es una de las actividades más recomendadas para aquellos que padecen enfermedades cardiovasculares. El senderismo es una actividad física para todas las edades, no requiere de esfuerzos bruscos y da fuerza al corazón.

Según indicaciones de la Fundación Española del Corazón (FEC), el senderismo es una actividad que se incorpora en los programas de rehabilitación cardíaca para mejorar la salud y reducir riesgos. Poco a poco mejora la fortaleza del corazón y su resistencia ante esfuerzos, lo que proporciona también mejor oxigenación y transporte de nutrientes.

Un ruta de senderismo se puede recorrer por diferentes lugares campestres, disfrutando de la naturaleza y el aire puro. Estos aspectos también serán positivos para nuestra salud mental disminuyendo el estrés.

Antes de comenzar la FEC recomienda realizar entre 10 – 20 minutos de ejercicios de estiramiento y fuerza muscular y una vez que comenzamos aumentar progresivamente el ritmo. De esta forma vamos acostumbrando al corazón sin forzarlo bruscamente.

Por otro lado no hay que olvidar tomar ciertas precauciones: llevar siempre ropa cómoda y ligera (calzado y textil), protegernos del sol con crema y protectores labiales, caminar junto a más personas, evitar largos recorridos tras comer, si tenemos patologías cardiovasculares realizar un examen médico y por último y muy importante, cuando nos encontremos mal con síntomas de náuseas o mareos hay que parar y acudir al médico.

Os animamos a sacar una hora de vuestro tiempo y realizar una ruta de senderismo, afortunadamente en España tenemos lugares asombrosos para recorrer y disfrutar, y recuerda, si es en compañía ¡mucho mejor!

“Todos los pensamientos verdaderamente grandes se conciben mientras caminamos” Fiedrich Nietzsche

woman-Proyecto+Vida

La siesta, esa costumbre española que ha llegado hasta el extranjero, puede hacer que nuestro corazón goce de una mejor salud, gracias a sus efectos relajantes sobre el organismo.

Queda demostrado que dormir 7 horas diarias puede hacer que disminuya hasta un 65% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, y reducir hasta un 83% las posibilidades de morir a causa de esta enfermedad, según datos del European Journal of Preventive Cardiology. El estudio revela que aquellas personas que duermen pocas horas tienen una mayor incidencia a padecer sobrepeso, hipertensión, obesidad, colesterol y trigilicéridos altos.

Cuando dormimos lo suficiente el cuerpo se relaja y provoca que la presión arterial disminuya, pero no sólo basta con dormir lo suficiente, tiene que estar unido a una rutina de hábitos cardiosaludables: una buena alimentación, practicar ejercicio, no fumar, evitar el alcohol…

La Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda echar una siesta de entre 20-30 minutos después de comer. Además de favorecer la digestión conseguiremos bajar la presión arterial y con ello reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Para conseguir un sueño de calidad es bueno tomar nota de los consejos que nos dan, como evitar el consumo de bebidas y productos estimulantes por las tardes, evitar la ingesta de alcohol antes de ir a dormir, evitar cenas abundantes, practicar deporte durante el día y mantener una rutina de horarios fija.

Toma nota de estos consejos ¡y a dormir! Tu corazón lo agradecerá :)